CNR lleva agricultores y regantes a conocer experiencias para desarrollar en actividad diaria local

A través del programa de la Comisión Nacional de Riego “Transferencia tecnológica para mejorar gestión de recurso hídrico en Choapa bajo” de la región de Coquimbo, usuarios de comunidades agrícola y organizaciones de agua de las comunas de Illapel y Canela, participaron en la 1° gira tecnológica del programa por Ovalle para conocer nuevas experiencias sobre cultivos bajo condiciones de escasez hídrica y mejoras en la alimentación del ganado caprino y posterior producción de leche y quesos.

Ernesto Veres, supervisor del programa de la CNR, destaca que estas actividades permiten que los agricultores consideren nuevas redes con otras instituciones para que “canalicen sus inquietudes, mientras que como parte de los objetivos del programa, está la capacitación y en esta gira conocieron diversos aspectos sobre el riego y alternativas a sus medios productivos”. Respecto del apoyo para mejorar los sistemas de riego de los usuarios del sector, el profesional detalló que la CNR “tiene la línea de la ley 18.450 que subvenciona proyectos de riego intrapredial, no todos los agricultores conocen esa ley, por ello en los próximos módulos de capacitación considerados en el programa de transferencia para Choapa bajo, se trabajará estos aspectos como también mostrar los distintos instrumentos de fomentos que existen (INDAP, etc…) para el apoyo, principalmente a los pequeños agricultores.

Los asistentes coincidieron en los resultados de esta gira, calificándola como “positiva, muy interesante y novedosa”, Omar Méndez del sector Chipana, cerca de Huentelauquén en la comuna de Canela, dijo que esta actividad “fue muy beneficiosa porque aprendimos como agricultores y regantes especialmente los sistemas de riego que si llegamos a realizar esperamos que nos puedan apoyar con proyectos”.

En detalle la gira comenzó en el centro experimental de INIA Intihuasi en la ciudad de Ovalle en donde los dirigentes y agricultores observaron el cultivo de “forraje verde hidropónico” como alternativa de alimentación al ganado caprino.

Gonzalo Brugos, coordinador del proyecto de INIA, detalla que este alimento es una “buena alternativa de calidad nutricional para el ganado caprino cuando exista escasez de forraje, ya que en el año el animal tiene ciertos periodos de requerimiento pero la disponibilidad nutricional es otra, eso implica que el criancero se ve en la necesidad de comprar otros alimentos como el heno o alfalfa y eso tiene un costo y tiempo, en cambio con el forraje verde hidropónico, estamos evaluando la posibilidad que lo incluyan en la paleta de posibles complementos alimenticios  para el ganado; y que el criancero los produzca en su casa y guardarlo cuando no tengan disponible el forraje natural”.

 

 

 

En el predio de Claudia López, ubicado en el sector de Punitaqui, los dirigentes y usuarios de comunidades de agua del Choapa, constataron el funcionamiento efectivo de este proyecto experimental y la tecnología que implementó para la extracción de leche de cabra, una realidad que le es beneficiosa, “igual nos ayuda a sustentar al animal”, más a bien a sus 60 cabras que producen leche para 14 kilos de queso, “yo recomiendo todo esto porque gracias a las cabras nosotros hemos podido salir adelante”, revela.

Cultivos bajo escasez hídrica

Los participantes de esta gira son pequeños productores de hortalizas en área de secano, por tanto conocer la experiencia que propone INIA Intihuasi en su parcela ubicada en Pan de Azúcar muy cerca de Coquimbo, fue de gran interés. Cornelio Contreras, encargado de la unidad de vinculación y transferencia de INIA Intihuasi, expresa que este es un “centro de referencia en agricultura sustentable y riego, estamos tratando de motivar a los agricultores y enseñarles sobre la eficiencia hídrica, invitarlos a usar riego tecnificado porque debido a las condiciones de la región, que es zona semiárida, en algún momento tendremos problemas serios de agua”. Es entonces que el profesional tras enterarse del sistema de riego que utilizan en la zona baja de la cuenca -surcos o tendidos- “les mostramos que es posible regar tecnificado, obtener mejor rendimiento y ahorrar en otros insumos, la idea es motivarlos hacer el cambio. No es un proceso fácil, es lento pero una vez que el agricultor asume esta tecnología no la deja”, agrega Contreras.

La gira finalizó en la “Estación Experimental Las Cardas de la Universidad de Chile”. La Ingeniera Agrónoma Claudia Torres, enseñó sobre la diversificación en la producción de queso de cabra a través de procesos inocuos, jornada de interés para promover entre los crianceros que forman parte de las comunidades agrícola de la zona baja de la cuenca del Choapa que comprende localidades de las comunas de Illapel y Canela.