JUNTA DE VIGILANCIA RÍO CHOAPA Y AGUAS DEL VALLE FIRMAN CONVENIO PARA APOYAR CRÍTICA SITUACIÓN DE ILLAPEL

·       Acuerdo permitirá hasta el 30 de junio aportar agua a la sanitaria para compensar en parte la escasez de agua que enfrenta la capital provincial, tratando así de evitar el racionamiento.

Contribuir al gran déficit  hídrico de la comuna de Illapel, es el objetivo del convenio que suscribieron la Junta de Vigilancia del Río Choapa (JVRCH) y Aguas del Valle, en el contexto del Decreto de Escasez Hídrica para la Región de Coquimbo, gestionado por la Dirección General de Aguas (DGA) del Ministerio de Obras Públicas (MOP).

La disposición para alcanzar este acuerdo, se debe a la preocupación de las organizaciones de usuarios de aguas y de la Junta de Vigilancia del Río Choapa por la falta de disponibilidad de agua en la zona, que les ha llevado a mantener un diálogo permanente con las autoridades y  la sanitaria, pues la comuna de Illapel es una de las más afectadas por la sequía.  Las fuentes hídricas que abastecen a la capital provincial se encuentran en una condición crítica; el embalse El Bato está a un 15% de su capacidad y se prevé que se agote durante los próximos meses, lo que podría provocar que más de 32 mil habitantes de Illapel enfrenten racionamiento o incluso desabastecimiento total, en el momento en que también las fuentes superficiales del río Choapa se agoten.

Por ello, este convenio, que prioriza el consumo humano,  permite que la cuenca del Choapa aporte a la cuenca de Illapel, que está extremadamente seca y sin posibilidad de satisfacer la necesidad de agua para consumo humano. De esta forma, la Junta de Vigilancia del Chopa aportará los caudales necesarios hasta tratar de alcanzar los 70 l/s que necesita Illapel, permitiendo apoyar el déficit de agua del área urbana. Aguas del Valle, recibirá estas aguas superficiales en la instalación Limahuida y desde ahí las conducirá por más de 15 kilómetros de tubería de la sanitaria a la planta de producción de agua potable de Illapel. 

Todo el acuerdo se podrá concretar gracias a la Resolución N°16 del 20 de enero de 2021 de la DGA de la Región de Coquimbo, que autorizó la extracción temporal de aguas subterráneas a la JVRCH desde una batería de pozos construidos especialmente para dar solución al problema de escasez hídrica y que se ubican en la comuna de Salamanca.

El convenio establece, además, que Aguas del Valle compensará a la JVRCH con la entrega de un caudal equivalente al entregado en la Bocatoma Limáhuida desde sus pozos ubicados en Salamanca, para lo cual deberán realizar un balance hídrico mensual. 

Luis Lohse, presidente de la JVRCH señala que “este convenio representa un aporte y al mismo tiempo el reflejo de un trabajo colaborativo para ir en ayuda de la ciudad de Illapel, que se encuentra  en una emergencia hídrica. En ese sentido, nuestra organización ha tenido la disposición para trabajar con las autoridades y a través de éstas hemos obtenido la autorización para operar nuestros propios pozos de sequía. Es un gran ejemplo de trabajo mancomunado de la sanitaria, autoridad y de nuestros asociados”, comentó. 

Oscar Cristi, Director Nacional de la Dirección General de Aguas destaca que “a través de este convenio, que prioriza el consumo humano, buscamos potenciar a las organizaciones de usuarios de aguas que tienen las facultades para alcanzar las soluciones en beneficio de toda la comunidad. Parte de nuestra tarea será verificar el cumplimiento del acuerdo, entendiendo que es fundamental ante la grave situación hídrica de Illapel ”.

“Valoramos profundamente este acuerdo alcanzado con la Junta de Vigilancia del Río Choapa y su inmejorable disposición a trabajar en conjunto para enfrentar de mejor manera este duro escenario de escasez hídrica. No obstante, es importante recordar que, si bien nos da una pequeña ventana de tiempo, está lejos de ser una solución a la crítica situación que afecta a la zona. No podemos depender sólo de los embalses y de una improbable lluvia. Entre todos, debemos  impedir el desabastecimiento de la ciudad, por lo que la construcción de fuentes subterráneas de respaldo sigue siendo urgente e imprescindible”, indicó el gerente regional de Aguas del Valle, Andrés Nazer.

“Es importante recordar que este apoyo -que supone un gran esfuerzo y una inmejorable disposición- no alcanza por si solo a cubrir el 100% de la demanda de Illapel, porque si bien el acuerdo contempla el máximo de 70 l/s, su entrega real efectiva es menor (del orden del 50%  en este momento), debido a la escasez y la infiltración, entre otros efectos”, agregó el ejecutivo.

El convenio con la empresa sanitaria, se suma a una serie de acciones que la Junta de Vigilancia está ejecutando con los diferentes sectores afectados por la grave escasez hídrica que se viene arrastrando por más de una década en la macrozona norte de Chile, como sucede con las comunidades del sector bajo del río Choapa, a quienes la Junta de Vigilancia ha apoyado con trabajos de maquinaria, la entrega e instalación de geomembrana para evitar pérdidas de agua, y mano de obra para mejorar la conducción del río y llegar con un flujo a los puntos de entrega.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *